Caminante, ahora sí que hay camino en Florencia!

“Queremos ver los carritos de los niños en lugar de los coches, las personas mayores que vuelven a hablarse en vez de las motos que zumban en las calles. No somos sirenas, tenemos piernas y podemos andar. Y además es bueno parala salud”. Estas son las palabras del alcalde de Florencia Matteo Renzi o “Matteino” como lo llaman por aquí. A partire del día 24 de Junio, fiesta de San Juan, santo patrono de Florencia, se han cerrado al tráfico otras dos zonas del centro: la elegantísima via Tornabuoni y la famosísima Piazza Pitti.

Stop a coches, motos, taxis. Vía libre solo a los autobuses eléctricos y a los tres mil residentes. La primera fase de la peatonalización inició en el 2009  en la zona alrededor de la Catedral, lo cual fue todo un éxito (casi ya no nos acordamos de cuando pasaban los coches por allí).

Es un verdadero placer poder caminar por via Tornabuoni mirando los escaparates (los que solo podemos mirarlos claro, los que puedan permitirselo, que entren!) o en Piazza Pitti admirando la maravillosa fachada del palacio más eminente de Florencia sin tener evitar que  te atropelle un coche… Esta iniciativa ha sido muy criticada (pero la polémica los florentinos la tenemos en el ADN, así que es normal) por los que dicen que así se hace una Florencia a medida de turísta. Yo creo que Florencia es antes que nada de los florentinos, que tienen todo el derecho de disfrutar de una ciudad más vivible. Habrá que aprender las nuevas direcciones de las calles, esto sí, ya que en casi todas se ha invertido la circulación (podría ponerse uno en cualquier cruce y reírse viendo a conductores desesperados que no saben ya cómo salir del dédalo de calles del centro!).

En fin, a todo nos acostumbramos, y aún más a lo bueno!